• Fabiola Cuevas

Insatisfacción, cansancio, rutina y... ¿alcohol?


Una situación o conducta que he observado en varios conocidos, familiares, amigos y clientes, es aquella que se da al combinar insatisfacción personal + rutina + cansancio físico y mental + problemas personales. La combinación de estos factores tiene como resultado el buscar escapes de diferentes maneras, y es así que se van generando ciertas conductas desfavorables para el bienestar de la persona.

Algunas personas se desahogan llegando a su casa y tumbándose a ver la tele, otras a buscar el bar desde el jueves hasta el sábado, en el que puedan trasladarse a una realidad paralela en el que el trabajo ni si quiera existe, otros se fugan buscando los momentos del cigarrito con compañeros de trabajo, la escapada al café de enfrente, o simplemente esperar que llegue el viernes para terminar los pendientes de la semana y salir corriendo.

Otras conductas tienen que ver con las redes sociales, clavarse en chismes dentro de la oficina, y darle mayor importancia a lo que dicen de ti o dejan de decir, a manejar los problemas personales con otros compañeros de trabajo, y generar aliados que se sumen a tu causa.

Las fugas pueden ser infinitas pues depende de lo que a la persona le haga "click", pero es común que al querer escapar de la rutina, la insatisfacción y el cansancio, se caiga en actividades igualmente rutinarias que lejos de darle un auténtico descanso al cuerpo y la mente, aumentan el estrés.

Es así como he podido observar un gran número de personas con sobrepeso, ojeras, síntomas de estrés, descuido de su persona, irritabilidad, y en algunos casos ansiedad, llegando a presentar algunos ataques de pánico, además claro, de presentar altos niveles de alcoholismo y en algunos casos drogadicción.

¿Quiénes son más vulnerables a presentar ésta situación?

Principalmente, aquellas personas que viven bajo un alto nivel de presión y estrés, y carecen de herramientas para afrontarlo y darle una solución positiva. Normalmente son personas que lejos de trabajar por responder a su vocación, lo hacen por necesidad, llevándolos a resistir por mucho tiempo la insatisfacción que esto les genera.

Además, probablemente presentan problemas familiares, con la pareja, y con la educación de los hijos, así como carencias económicas, lo cual los lleva a elevar su nivel de estrés y presión. Mientras más estresores tenga la persona y menos herramientas tenga para hacerles frente, con mayor probabilidad recurrirá a conductas evasivas.

¿Qué puede hacer la empresa para apoyar a éstas personas?

Afortunadamente ya reconocemos y damos importancia al papel de la empresa y su responsabilidad sobre proveer de recursos a la persona para que ésta pueda auto gestionarse a sí misma, ser productiva, satisfecha y en constante desarrollo personal, y son éstas iniciativas las que pueden llegar a tener un efecto sobre la persona.

En mi opinión, son las iniciativas que dan importancia al valor de la persona, a enseñarles herramientas de afrontamiento al estrés prácticas y eficaces, y a elevar la autoestima de la persona, las que se deben de promover e impulsar para observar un verdadero cambio tanto en la cultura organizacional y niveles de productividad como en la vida personal de los colaboradores, su salud y satisfacción personal. Igualmente, en lo personal considero que lo más importante es la prevención, dando programas de capacitación en desarrollo personal para que la persona no tenga que recurrir a conductas evasivas para hacerle frente al estrés y sus problemas personales.


0 vistas

+52 (777) 372-7580

programas@coscatl.com

  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Flickr - Black Circle

Copyright © 2018 Coscatl |

Coscatl consultores 

Arrastradero s/n, Cuernavaca, Morelos, México, 62220.

programas@coscatl.com
Teléfonos: +52 777 372 7580

Please reload

Blog